THE DARK PICTURES ANTHOLOGY: THE DEVIL WITH ME – RESEÑA

Los juegos de horror ocupan un espacio especial en el gusto de los jugadores, la atmósfera, la tensión, la sensación de peligro cuando se toma una decisión, todo esto es parte del gusto que se siente cuando se juega uno de estos títulos.

Aunque esta serie tiene buenos títulos y la presentación de los mismos es agradable, han perdido parte del espíritu con el pasar del tiempo.

The Devil With Me tiene una interesante premisa tratando de centrar la historia en el concepto “basado en hechos reales”, un grupo de personajes se encuentran en un edificio (entre más viejo y decadente mejor) y poco a poco se dan enfrentan a situaciones de vida o muerte, eso es algo típico del género y sirve como punto de inicio para una historia implicando a cada uno de los protagonistas.

Entre más personal e íntimo sea nuestra relación con los personajes, mayor será la tensión y el deseo de mantenerlos con vida y lograr escapar, infortunadamente los protagonistas de The Devil With Me no están bien construidos, aunque los arquetipos de cada uno están bien definidos no logran crear un impacto en el jugador que genere algún tipo de identificación, gusto o atracción necesaria como para importar. La sensación al final es más parecida a manejar una ficha en un juego de sala que a un avatar.

Sin el vínculo con los personajes aún es posible que el juego ofrezca lo suficiente para sobresalir de manera sólida en el género, pero el manejo de la atmósfera y la tensión deja mucho que desear, en muy pocas ocasiones a lo largo del juego hay una conexión real entre las dos y eso le quita mucho al espíritu de horror que busca proponer el juego. La experiencia en general es incompleta y no satisface la expectativa que genera el título. La sensación al final es más parecida a manejar una ficha en un juego de sala que a un avatar.

Las trampas y QTE son predecibles, los cambios de escenarios son bienvenidos pero aparte de usarse como puntos intermedios de encuentro para la historia no han sido bien explotados en el juego, los frecuentes cambios de ritmo le quitan continuidad a la atmósfera y destruyen la tensión.

La creación del ambiente con detalles gráficos es, por el contrario, excelente, los escenarios están bien construidos y le dan vida al concepto de peligro, la sensación de estar siendo observado y que en cualquier momento algo puede hacernos daño. Además, los sonidos y la música suman mucho a este ambiente porque están bien grabados y se utilizan de una manera apropiada en las escenas.

El manejo de la iluminación, diferente para cada personaje, es bastante interesante porque ayuda a crear un ambiente diferente según cada escena.

Como conclusión, el juego tiene todos los elementos para lograr captar la atención de los amantes del género, pero falla al generar una experiencia realmente atractiva, los personajes tienen un buen comienzo y trasfondo, pero se construye poco a partir de ese inicio, dejándolos incompletos, la historia tiene muchísimos puntos altos que son abandonados sin razón, la atmósfera del juego es envolvente, pero es manejada de manera irregular porque la tensión producida no es progresiva, es decir no aumenta con el tiempo y se siente desconectada la mayoría de las veces.

Con un poco más de trabajo se hubiera logrado un excelente juego; sin embargo, en el estado actual es solo uno más del montón, con gráficas y música destacable.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s