Mario Strikers: Battle League – Reseña: fútbol al sabor de mario 

Nintendo siempre ha buscado nuevas formas de reinventar las aventuras de Mario y una de esas magníficas ideas fue la franquicia Mario Strikers, en la cual nuestro querido fontanero y sus amigos se unían al mundo del fútbol soccer. Este concepto fue tan inesperado y divertido que se convirtió en uno de los éxitos más queridos de La Gran N.

Mario Strikers: Battle League es la apuesta más reciente en Nintendo Switch, en la cual se busca aprovechar todas las ventajas de la consola y entregar a los jugadores un juego deportivo sin igual.

Así que acompáñanos a saltar a la cancha con Mario y ver sí este juego vale la pena con esta reseña.

Jugando fútbol entre estrellas, champiñones y caparazones. 

Al igual que Mario Golf: Super Rush, Mario Strikers: Battle League es un título enfocado en solo un deporte y diseñado para ofrecer una experiencia divertida desde las bases del mismo. Para ello, el juego pone una cancha, un límite de tiempo y cuatro jugadores por equipo junto a un portero, con el único objetivo de marcar gol. El equipo ganador es el que más goles anote.

Con esta premisa simple, el juego comienza a poner el estilo del mundo Nintendo sobre la mesa y agrega diferentes mecánicas, que hacen de la experiencia algo completamente divertido y un poco frenético, ya que al igual que en Mario Kart podemos usar diferentes objetos para tener cierta ventaja. 

Para introducirnos en todo esto, el título cuenta con un tutorial amigable. Este apartado nos enseñará de los conceptos básicos de los pases y los disparos al arco, hasta los técnicas avanzadas para quitarle el balón al rival y hacer que se electrocute con la reja de la cancha.

Para jugar un partido, tendremos que elegir a cuatro personajes y cada uno de ellos cuenta con habilidades, ventajas y desventajas. Este aspecto es uno de los más importantes de Mario Strikers: Battle League, porque muestra el nivel de detalle que tiene cada jugador y como funciona su actuar en la cancha, hasta el punto de romper las reglas y llevar el balón con la mano.

Estas mecánicas se ven complementadas por los Hyperchutazos, los cuales pueden hacer que cada personaje haga un disparo único al arco. Estas habilidades valen un gol por dos y si se ejecutan bien, pueden ser goles seguros, haciendo que el balance del juego muchas veces recaiga sobre lo que se puede hacer con esta técnica.

Para sumergir al jugador en la competencia, el título cuenta con una serie de copas donde se maneja el sistema de ronda de perdedores, que le da una oportunidad a todos los equipos de remontar la partida. Este apartado puede ser pasado en dos horas y nos regala monedas para modificar el equipo de los personajes.

Una de las mecánicas innovadoras que están presentes, es el uso de las armaduras. Los jugadores pueden personalizar a sus personajes favoritos con las piezas que quieran y obtener  ciertas mejoras con estos implementos. 

Por último, tenemos la gestión de clubes, el cual seria el eje principal del juego ante el futuro. En este apartado podremos crear nuestro propio club y competir con otros jugadores alrededor del mundo, ganando puntos y perteneciendo a un ranking general. Esta facilidad motivará siempre a jugar de nuevo y ver que tanto podemos mejorar.

¿Vale la pena Mario Strikers: Battle League en Nintendo Switch?

Los juegos basados en el deporte rey tienen un interesante atractivo competitivo, que nos hacen sentir en medio de la cancha y celebrar cada gol como si fuera la final del mundial.

Mario Strikers: Battle League mezcla el concepto de dos mundos en una entrega divertida, fácil de jugar y que puede sentirse simple, dejando su principal fuerza en lo entretenido que puede ser cada partido.

Su modo copa se puede pasar en un par de horas, pero esto solo es un modo que tiene el juego para divertir un rato y entrenar al jugador, dejando sobre el Club Strikers y los clubes toda la pasión futura del juego, permitir que cada quien cree su propio club, con sus personajes favoritos y armaduras, es una de las cosas más divertidas y originales que tiene este título.

El principal fuerte del juego es la experiencia multijugador, ya sea con amigos de forma local, de forma online o por medio de los Clubes Pro, algo que motivará a muchos a mostrar su habilidad con rivales de todo el mundo. 

Para tranquilidad de todos, el apartado online cumple y cuenta con un buen nivel de conexión. Esto facilita el encuentro de partidas, que no se tenga una latencia muy alta y se pueda disfrutar de buena forma.

Contrario a esto, algo que puede parecer una amenaza para el juego es que el título cuenta con 10 personajes, una serie de copas y algunas canchas, pero la magia del juego radica en la experiencia de los partidos, que es algo extremadamente divertido. Además, el título también contará con actualizaciones futuras, nuevos personajes, temporadas de clubes y muchas sorpresas más.

Por último, el rendimiento del juego es muy bueno en todos los sentidos, pero en modo portable su nivel de detalle es demasiado bonito y cautivador, aunque consuma más batería que otros títulos.

En resumen, Mario Strikers: Battle League cumple en todos los aspectos y es una gran experiencia para divertirnos muchas horas. Así que sí te gusta el fútbol y disfrutas jugar en tu Nintendo Switch, este juego es para ti.

Sí quieres comprarlo en formato digital, ya está disponible en la eShop de Colombia y otros países de Latinoamérica.

Un comentario en “Mario Strikers: Battle League – Reseña: fútbol al sabor de mario 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s