Dragon Ball Z: Kakarot (Switch) – Reseña

Desde 1986 se han publicado un sinnúmero de juegos de Dragon Ball, lo cual atestigua un amor por la serie y todo lo relacionado con ella poco común.

Uno de los mejores juegos de todos los producidos hasta ahora llega a Nintendo Switch: Dragon Ball Z: Kakarot incluyendo aún más contenido que sus otras versiones. Aquí DBZ: Kakarot nos permite revivir las emociones de la serie original, conservando la trama y continuidad, controlando no solo a Goku, también a sus compañeros e incluso sus enemigos en ciertos puntos de la historia.

El juego inicia con la llegada de Raditz a la tierra, y de allí en adelante todo es aventura, el juego es un mundo abierto en el cual podemos ignorar la historia que todos conocemos y avanzar libremente, hay cientos de acciones que podemos emprender, completar aventuras alternativas, cumplir con encargos de los NPC, mejorar nuestras habilidades en un sistema bastante intuitivo y fácil de manejar y muchas otras alternativas para el juego que le dan vida aún más allá del contenido de la serie.

Como RPG de acción muchas de nuestras decisiones pueden tener un impacto en nuestro entorno, pero no permite alterar la continuidad de la historia que en cualquier otro título podría parecer incómodo o restrictivo, pero en este es bienvenido ya que la trama y su desarrollo es conocida por todos.

Además, la adición de nuevas dificultades le da nuevo aire al título, ya que algunos jugadores esperaban la oportunidad de disfrutar en juego con mayor reto. Aunque en cierta medida se extraña que no llegará el juego de cartas de la marca. El cuál esta disponible en los otros sistemas.

En cuanto a la resolución gráfica se ve disminuida, pero la inmersión en el juego hace que esto sea rápidamente olvidado, el trabajo visual en los personajes es impresionante y el trabajo en las escenas está muy bien realizado. El sonido es bueno, nada excepcional, pero cumple con su función a cabalidad, las opciones de audio se conservan intactas con respecto a sus otras versiones.

Sigue teniendo una rejugabilidad alta ya que completar todos los objetivos y secretos del juego es realmente demandante, además el nuevo contenido de esta versión es particularmente atractivo y nos mantendrá con ganas de retomar el juego una y otra vez.

En resumen, Dragon Ball Z: Kakarot para Nintendo Switch es una buena adaptación que cumple con traer el juego a la consola. Pero que lastimosamente queda un poco atrás de la versión de otras plataformas. Algo que de seguro a muchos a no les afectará, porque la historia de Goku y compañía en este juego se sienten algo sin igual.

Nota: si quieres conocer más del juego a profundidad, te invitamos a leer nuestra reseña original de Dragon Ball Z: Kakarot.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s