Biomutant – Reseña

THQ Nordic nos trae uno de los títulos más esperados del año, un RPG de mundo abierto lleno de extrañas criaturas, cientos de misiones y la misión clara de salvar el mundo.

Hablamos de THQ, la empresa que nos ha traído títulos como Darksiders y Kill All Humans, para los jugadores clásicos, THQ evoca ciertos títulos de SNES, Gameboy, Play Station1 y 2 y Xbox. En 2014 Nordic Studios adquiere la marca THQ y se convierte en THQ Nordic para 2016, reviviendo las franquicias que habían logrado renombre anteriormente, entre ellas Saints Row y garantiza nuevas entregas de los títulos más exitosos.

La historia en Biomutant es difusa, lo cual le resta algo de foco, por un lado estamos en un viaje de venganza, una misión de fraternidad para lograr reunir a las 6 tribus evitando una guerra y destruir a las criaturas gigantes que amenazan la estabilidad del mundo. Cada una de estas partes es interesante y divertida pero falla en mantener un balance entre urgencia e inmersión, todo esto en una tierra post-apocalíptica llena de misticismo y artes marciales.

Las mecánicas son simples, con un estilo de combate propio de un hack-n-slash el juego nos ofrece gran cantidad de habilidades para hacer frente a nuestros enemigos, a lo largo de nuestro viaje aprendemos habilidades y conseguimos materiales para poder mejorar y potenciar nuestras habilidades y armas, no hay complicación y el juego es relativamente fácil en este aspecto gracias a la respuesta bastante precisa de los controles.

Creando nuestro personaje podremos seleccionar su apariencia según los atributos que queramos que destaquen, también su clase que puede influenciar de gran manera su rendimiento en combate. Hay también un sistema de moralidad intrínseco, que puede llegar a afectar el final del juego. Lo cual le da un sentido de agencia al jugador.

Las misiones internas y alternativas del juego son bastante genéricas, nada que no se haya visto antes, aunque tienen una buena secuencia se tornan repetitivas rápidamente, la curva de aprendizaje es la apropiada, pero como es un juego de mundo abierto nuestro deseo de exploración puede llevarnos a sitios para los cuales no estamos preparados.

La música es fantástica y encaja muy bien con el ambiente del juego, los sonidos están a punto sobre todo en combate donde le dan peso a las acciones de enemigos y jugador. La voz es justa para el juego, aunque las líneas que interpreta sean bastante cripticas dentro de sus contextos.

Visualmente es  grandioso, los diseños de paisajes y ambientes dan un sentido de profundidad increíble, el sentido de escala es magnífico, el inmenso mundo está ahí afuera esperando a ser explorado. También es notable la cantidad de enemigos y extraños diseños que tienen. 

La originalidad del juego solo existe en el diseño de sus personajes, el resto es una mezcla de estilos que ya se han visto y probado a mas no poder, esto, junto a la historia flotante le resta mucho al concepto total del juego, que en ese punto solo gana por ser vistoso. 

La rejugabilidad en este punto está centrada en el desarrollo de las habilidades y exploración del mundo de juego, con un sistema de moralidad que nos permite cambiar el final, pero solo en tres versiones, el título no ofrece motivos reales para volver a iniciarlo.

Biomutant es un buen juego, pero no lo que se esperaba, a pesar de todo el potencial que puede llegar a tener la idea fue desaprovechada, pero no por falta de recursos, al jugar se ve que le faltó visión. Si alguna vez se ve una secuela tendrá que avanzar mucho para lograr destacarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s