Crash Bandicoot 4: It’s About Time – Reseña

Crash Bandicoot reaparece ofreciéndonos lo mejor para sus nuevos y no tan nuevos fanáticos.

Toys for Bob una vez más se adentra en el universo de Crash, y esta vez logra capturar el espíritu que hizo grande a la mascota no oficial de PlayStation.

Nos encontramos con un juego moderno pero que está lleno de nostalgia, los elementos están unidos de una manera magistral, que hace que la experiencia sea realmente agradable. 

La historia es simple y lineal, Neo Cortex y N. Tropy han encontrado la manera de escapar de su prisión dimensional consiguiendo acceso al multiverso, con planes de controlar cuantos universos puedan, al hacerlo despiertan las Quantum Mask, que ayudaran a Crash y Coco en su aventura por diferentes planos y diferentes épocas.

El sistema de juego realmente no ha cambiado mucho comparado con las versiones anteriores, con la inclusión de las nuevas mascaras nuevas habilidades están disponibles, lo cual hace que el juego se enriquezca, la experiencia es similar pero única a la vez, los mismos tipo de nivel pero con un toque muy moderno y gráficamente impactante.

Esto es lo que hace que este verdaderamente sea un digno componente de la saga, mientras los niveles son más largos y elaborados, ninguno de los elementos tipos del juego se pierden, los cambios en los tableros, las persecuciones, el grado de atención que hay que prestar en algunos niveles, en general todo lo que hace que Crash sea recordado está presente en este juego.

Los personajes que manejamos durante nuestra aventura son fieles a su espíritu, Crash es el mismo: tonto, despistado pero muy hábil. Sus compañeros tampoco son desconocidos para los fanáticos de la saga, Coco, su hermana, inteligente y dispuesta a enfrentar cualquier reto. También podremos controlar en ciertos niveles  a Twana, Dr Neo Cortex y Dingodile, cada uno con su estilo único y un conjunto de habilidades exclusivas que enriquecen el juego. 

Aunque los niveles son mucho más largos que en los originales las opciones que nos permiten cambiar de modo pueden ayudar mucho para familiarizarse con el juego y sus mecánicas. El modo clásico contamos con un número limitado de vidas, que considerando la longitud de los tableros se acaban muy rápido y nos hacen repetir caminos ya recorridos, el modo moderno solo nos regresa al último checkpoint, por lo que es una buena opción para alguien que se enfrenta a este tipo de juego por primera vez. El juego gana en dificultad rápidamente, lo cual sumado a la linealidad del juego puede llegar a ser frustrante. Se requiere paciencia, concentración y reflejos para pasar estos retos.

Los niveles y sus variaciones son más diversos de lo que cabría esperar, el modo N.Inverted realmente es atractivo y el Black n’ White que es tan divertido como exigente, los niveles Neón son una gran adición al juego. Por otra parte, terminando tableros y desafíos podremos conseguir premios cosméticos para nuestros personajes, que no impactan la jugabilidad o las habilidades.

Durante el juego, hay 21 cintas de videos que podremos conseguir, que nos permitirán jugar podremos conseguir cintas de video que nos darán acceso a niveles “retro”, que son parte de la historia de los juegos anteriores de la saga, aunque son desafiantes no hay penalizaciones al fallar, por lo que podemos intentarlo una y otra vez, terminarlos nos permiten escuchar las canciones de los juego originales.

El Pass N Play que es la versión multijugador nos ofrece la posibilidad de jugar un nivel con amigos, pasando el control al momento de morir o llegar a un punto de control, estos registros (muertes, cajas y frutas Wumpa) se suman al contador del jugador aunque el progreso en el nivel solo se le da a quien haya armado la partida. En su otra versión se enfrentaran entre sí en Carrera de Checkpoints y Combo de cajas, ambos modos muy divertidos y adictivos.

Gráficamente es de lo mejor, aunque encontramos pequeños glitch no le roban nada a la inmersión del juego. Los Sonidos y la música están muy a tono con la atmósfera del juego, no son molestos y ayudan a disfrutar el juego. Tiene una rejugabilidad alta gracias a la cantidad de retos y secretos que contiene, no es absolutamente original pero es consistente con la esencia que identifica a Crash. En fin, un buen juego, lleno de diversión y muchas horas de juego. En definitiva digno de llevar el título de Crash Bandicoot.

Crash Bandicoot 4: it’s about the time esta disponible para PlayStation 4 (versión reseñada) y Xbox One. Lo puedes conseguir en formato físico para consolas a nivel nacional gracias a S2GO Colombia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s