Paper Mario: The Origami King – Reseña

Paper Mario salta a Nintendo Switch con The Origami King, un titulo simple, acogedor y demasiado divertido.

Mario es el personaje más querido y conocido de toda la industria de los videojuegos, siendo el pilar de lo simple y entretenido que es el gaming. Durante años, sus juegos han ido evolucionando con el avance de la tecnología y la magia del personaje se ha mantenido gracias a su estructura de juego: correr y saltar.

Paper Mario: The Origami King es la nueva entrega de línea de Mario de papel, donde aprovechando las bondades de la Nintendo Switch, el titulo busca renovar la marca, cambiar mecánicas y ofrecer una experiencia completamente refrescante.

El festival de origami.

La historia de Paper Mario: The Origami King inicia cuando Mario y Luigi se dirigen al reino de la princesa Peach para celebrar el festival del origami. Al llegar encuentran que la cosas no están bien y conocen a Ollie, un villano que ha convertido a todo el reino en Origami y se roba el castillo, con princesa y todo, haciendo que nuestro querido amigo de sombrero rojo deba iniciar un nuevo viaje de rescate.

Para esta ocasión, estaremos acompañados de Olivia, una pequeña y dulce figura de Origami, que hermana de Ollie y es la encarga de introducirnos a las nuevas mecánicas de juego, donde cada una esta pensada para aprovechar el apartado de la hibrida de Nintendo y llevar la diversión a un nuevo nivel.

A diferencia de los títulos principales del personaje, Paper Mario: The Origami King utiliza un sistema de combate por turno para enfrentar a los enemigos, donde el salto y un golpe con martillo son sus principales herramientas, haciendo que el jugador deba organizar a los enemigos en el campo de juego para poder aprovechar los turnos y elegir el mejor ataque.

Al principio el sistema es básico y los combates son simples, pero con el pasar del juego se vuelven más interesantes y complejos, haciendo que cada enfrentamiento sea una experiencia desafiante y entretenida, que mejora con la práctica. Para simplificar esto, podemos hacer el llamado de algunos Toads durante el combate y debemos pagar por ellos, aunque para tener más aliados tenemos que encontrar a todos los que estén doblados y escondidos en el mapa.

Cada zona de juego tiene diferentes enemigos y rompecabezas, que buscan cambiar la dinámica del combate y hacer que el jugador se entretenga con las mecánicas, viviendo diferentes momentos mientras recorre el camino en busca de la princesa. Un punto importante acá es que cada destino importante tiene una punta de cinta que amarra el castillo de Peach, por lo que tendremos que luchar de manera ingeniosa contra los jefes que cuidan estas zonas, donde el combate tiene que reinventarse para el usuario, lo que hace haciendo que cada batalla sea un espectáculo divertido.

En cuanto al aspecto técnico, el titulo corre formidablemente a 30 FPS en modo dock (1080p) y portátil (720p), cuidando de manera muy detallada cada aspecto del entorno y dando la sensación de que jugamos con piezas de papel y figuras de origami tan reales, que son casi palpables.

¿Vale la pena Paper Mario: The Origami King?

A diferencia de la línea de plataforma original, Paper Mario es fiel a la estructura RPG, con los combates por turnos y la exploración de zonas para enfrentar enemigos. Siendo algo diferente a lo original del fontanero, pero no menos divertido.

Paper Mario: The Origami King es un videojuego que busca brindarle a todos los recién llegados a Switch una experiencia diferente del mundo de Mario, cargada de color, cosas por hacer y mucha diversión, haciendo que cada jornada de juego sea una partida capaz de sacar más de una sonrisa.

El principal fuerte del videojuego radica en el manejo del humor que se tiene, aprovechando el mundo de papel para hacer ocurrencias, chistes simples y mantener la atención del espectador en la evolución de la trama, qué sin ser muy trascendental, llega a gustar.

En cuanto al combate, este es demasiado sencillo y poco variado (exceptuando los jefes), lo que lleva a que algunos enfrentamientos se sientan muy repetidos y que no están aportando nada, ya que aparte del modo de turnos y el cambio de herramientas, no se maneja niveles de experiencia, lo que daña la idea de venir de un RPG.

Contrario a esto, el mayor punto de inmersión viene del manejo del papel y como el equipo de desarrolladores han hecho que la experiencia se pueda gozar de principio a fin, dándole uso al confeti para rearar ciertas partes o al papel doblado para alcanzar ciertas zonas, que aprovechan apartados como el giroscopio y los botones traseros para ciertos efectos. Esto se ve reforzado en el manejo gráfico, que es impecable, detallado y sutil, tomando su fuerza en el manejo de luces y sombras, dando la sensación de que estamos jugando con una maqueta.

En resumen, Paper Mario: The Origami King es un juego completamente interesante y muy divertido, capaz de sorprender, asombrar y encantar a cualquier tipo de jugador, con momentos memorables y una jugabilidad sencilla, que hace que el viaje en el mundo de papel valga la pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s