Burnout Paradise Remastered (Switch) – Reseña

Luego de su salida en Xbox One y PS4, Burnout Paradise Remastered llega a Nintendo Switch para ofrecer una experiencia de riesgo y velocidad increíble en modo portable.

Han pasado doce años desde la salida del Burnout Paradise original, que fue capaz de cautivar a diferentes audiencias por salirse de la línea tradicional de los simuladores automotrices y hacer de la conducción algo más arriesgado.

Hace más un año Burnout Paradise Remastered llego para Xbox One y Playstation 4, ofreciendo un apartado visual mejorado, fluidez gráfica superior y la posibilidad de llegar a 4k. Actualmente un port de esta versión ha aterrizado en la hibrida de Nintendo y busca aprovechar las ventajas de está para llevar la adrenalina a cualquier lugar. ¿Será que este juego está preparado para el poder de la Switch?

El paraíso de la velocidad

Burnout Paradise Remastered se desarrolla en la ficticia ciudad de Paradise City, donde los conductores aprovechan la falta de peatones y policías para correr por las calles y mostrar que son los mejores frente al volante.

Aquí el jugador debe interpretar a un piloto recién llegado, que tendrá que competir por hacerse reconocido en el lugar. Para ello el titulo cuenta una amplia variedad de actividades, carreras y coleccionables repartidos por todo el mapa, a donde se podrá acceder sin problemas y desde cualquier momento, sin orden especifico o una obligación de competencia.

Cada una de sus 100 carreras de campaña esta diseñada para que el jugador sea quien busque la mejor ruta y tome ventaja ante los rivales, aunque la mayoría de las veces esto sea algo alocado e irresponsable en el mundo real, pero aquí la mejor forma para conseguir puntos y cargar el nitro del vehículo, que servirá al mejor estilo rápido y furioso para potenciar el auto.

Al ser una versión remasterizada, esta edición tiene todo el contenido adicional que se publico para el juego original posteriormente para su lanzamiento, haciendo que se pueda acceder a el desde el primer instante y se pueda disfrutar de las ventajas que este ofrece.

¿Burnout Paradise Remastered vale la pena en Switch?

Teniendo en cuenta que es port de la versión de Xbox One y PS4, Burnout Paradise Remastered busca ofrecer una experiencia de juego muy similar y completa a la de las consolas salientes, pero a su vez, aprovechando las ventajas de la hibrida.

En primer lugar, tenemos que esta versión anda a 60 FPS estables en modo dock y portable, con tan solo una diferencia en resolución para ambos estilos de 900p y 720p. En cuanto a su detalle, la adaptación parece una representación completa de la versión original, manteniendo texturas que fueron cambiadas para las nuevas versiones, por lo que se puede jugar muy bien.

A pesar de esto, el titulo sufre de ciertos problemas que dañan la experiencia que se pueda tener, como sucede con los tiempos de carga, que suelen ser muy largos y llegar hasta el punto de que ciertos modos de juego, como la conducción en moto pueda aburrir y preocupar antes de iniciar. Algo que esperamos que se corrija con un parche.

Por todo lo demás, Burnout Paradise Remastered es un videojuego que le sienta muy bien a la Switch y que en modo portable se disfruta de forma sin igual, siendo un juego capaz de ofrecer una experiencia distinta, con modos desafiantes y la posibilidad de que el jugador se sienta el alocado conductor tras el volante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s